QUE EL FIN DEL MUNDO TE PILLE BAILANDO

lunes, 28 de diciembre de 2015

crooked smile

"nos veremos pronto"
a veces eso es suficiente, porque algo que nunca tuvo un punto de partida, es difícil que tenga un final definido
y a veces (solo a veces)
saber que me cuidas, es suficiente


Hey crooked smile
It would never work between you and I
And I know it's true
I still love you
You know I do

sábado, 26 de diciembre de 2015

declaración universal de sentimientos humanos

Primero. Tengo derecho a amar y a ser amado. Esta cláusula deberá ser respetada incluso por quien no me quiera a mí. Da igual. Como cantó el maestro, fue siempre más feliz quien más amó.
Segundo. Tengo derecho a enamorarme incluso de quien yo no haya decidido. Sobre todo de quien yo no haya decidido. Enamorarse jamás fue una decisión. Ser feliz, sí.
Tercero. Tengo derecho a que nadie, y cuando digo nadie me refiero ni siquiera a mí mismo, esté legitimado para juzgar mi relación. Por encima de raza, edad, sexo o religión, si dos personas han decidido quererse, quién eres tú para juzgarles.
Cuarto. Tengo derecho a buscar ya no buenas parejas, sino buenas ex. Y a sentir lo que no haya sentido jamás. Y tengo derecho a sentirlo de primera mano cada vez que lo haga. Porque puede que el corazón no envejezca. Pero la mirada sí.
Quinto. Tengo derecho a perdonar y a ser perdonado. Jamás por partes iguales, esto no es una ecuación, y si lo fuera, sería incapaz de despejarme yo.
Sexto. Tengo derecho a llorar cuantas veces quiera por todo aquello que dejé o me ha dejado. Por todo lo que jamás entenderé. Por todo lo que se me quedó en el tintero. Tengo derecho a echar de menos todo lo que jamás me ocurrió. Y tengo derecho a remover mi pasado a las tres de la mañana, aunque todos sepamos de antemano que siempre será un error.
Séptimo. Tengo derecho a abrazar como si no hubiese un mañana. Porque algún día sé que tendré razón. Y ese día será demasiado tarde.
Octavo. Tengo derecho a querer a quien no conozco pero sé que sufre. Sobre todo si sé que sufre. Esto último, más que un derecho, es una obligación.
Noveno. Tengo derecho a quererme a mí lo justo para poder empezar a querer a los demás.
décimo. Igual que tengo derechos, también tengo una obligación y sólo una: la de seguir los dictámenes de mi corazón por encima de todo lo que pase e intentar siempre dar más de lo que reciba.
Así lo firmo a día de hoy, desde este lugar del planeta, con todos y cada uno de mis latidos.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

un aeropuerto

te darás cuenta de que complicarse la vida es cosa de uno
y no hacerlo, cosa de dos

"dame motivos, o quítamelos"

miércoles, 16 de diciembre de 2015

el camino al que volver

Quiero dejar de escribirte y volver a ser. A dar un giro de 180 grados cada mañana con mis cambios de humor, en vez de todos los que doy antes de dormir. Para qué engañarnos, no me dejas dormir. Estoy harta, harta de despertarme en mitad de la noche porque te veo en todos lados. ¿Sabes eso que dicen, que las noches son de en quién piensas cuando no te acuerdas de nada? Pues las mías son todas tuyas. 
Te echo de menos y tengo mucho miedo.


y tú y yo ¿conectamos, no?

lunes, 23 de noviembre de 2015

LV

Me dirás que sí, que no, que para qué. Que bueno, que a lo mejor, pero no viene al caso. Me mirarás con los ojos que piden más sabiendo que no tienes derecho a pedirlo. Ay, si fuera una cuestión de derechos, habríamos dejado de darle vueltas hace tiempo. Habrías empezado a entender que el echarte de menos no es un derecho universal de darle la vuelta a mi mundo cada vez que el tuyo está al revés. Que el ser mi debilidad también te hace débil a ti. Que el que sale perdiendo eres tú, porque no te han enseñado a querer.
Y yo encima, teniendo todas las palabras no sabré responder. Cómo me jode. Cómo me jodes. Me repetiré en la cabeza que puedo estar enfadada, que quiero, que no es mi culpa y que además de todas formas nunca habría funcionado. Nunca habríamos funcionado. Y al final, te diré que venga, que sí, que da igual. Que te quedes o que te vayas.
Pero que no vuelvas. Sobretodo, que no vuelvas.
Total ¿para qué?
Y a esta sí que no sabrás responder.

sábado, 17 de octubre de 2015

it's where my demons hide

Cuando empezó a llover y dieron las cinco, me di cuenta de que por mucho que yo se lo buscase, no tenía sentido. Estuve a punto de decírselo, pero en lugar de eso solo conseguí decir "ya se va haciendo tarde, ¿no?
Lo entendió inmediatamente, me abrazó y abrió la puerta del coche. Después se giró hacia mí y me dio un beso, de esos que se quedan clavados.
La cogí por el brazo, y con unos ojos implorantes le pregunté que qué iba a pasar. Pensó unos segundos, probablemente porque no quería darme una respuesta vacía, y me dijo:
- Depende de con quién. Yo me sacaré la carrera, seguiré mi vida y me faltarás cada vez un poquito menos. En cuanto a ti madurarás, entenderás que no todas las decisiones de tu vida están en tus manos, pensarás que será fácil olvidar. Y un día te sorprenderás a ti mismo hablándole de mi a alguien, porque tú también me echarás de menos. En cuanto a nosotros... estaremos bien, como siempre. Tienes que entender que hay cosas inquebrantables que no se pierden con el tiempo.

viernes, 25 de septiembre de 2015

RS

"Porque si algún día sabes de mí, eso significará muchas cosas. La primera, que por mucho que lo intenté, no me pude ir tan lejos de ti como yo quería. La segunda, que por mucho que lo deseaste, tú tampoco pudiste quedarte tan cerca de donde alguna vez fuimos feliz. Sí, feliz. La tercera, que tu mundo y el mío siguen con pronóstico estable dentro de la gravedad. Y la cuarta, -por hacer la lista finita-, que cualquier resta es en realidad una suma disfrazada de cero, una vuelta a cualquier sitio menos al lugar del que se partió."
Risto Mejide

lunes, 11 de mayo de 2015

may

"Hay tres momentos clave en una decisión: dónde pones la coma, cómo usas el “es que” y qué pones detrás del pero. Si dices “lo quiero, pero es que es difícil” o “es difícil, pero es que lo quiero”.
Encontrar algo que te gusta de verdad es demasiado difícil como para vestirlo de excusas. O vas o no vas, pero no te andes con rodeos o intentos a medio gas. Un sueño es una pregunta de  o no, es absurdo divagar.
Existe una frase que nunca me ha gustado a pesar de sus buenas y efectivas intenciones: “el no ya lo tienes”. No, el no no lo tienes, hay que ganárselo. No hacerlo sería no hacer justicia con quien sí que va, llama a la puerta, lo intenta y le dicen que no. Cautos y valientes están en lados diferentes de la raya. Hasta el fracaso hay que merecerlo."

jueves, 26 de marzo de 2015

mr brightside

No te rindas, aún estás a tiempo 
De alcanzar y comenzar de nuevo, 
Aceptar tus sombras, 
Enterrar tus miedos, 
Liberar el lastre, 
Retomar el vuelo. 
No te rindas que la vida es eso, 
Continuar el viaje, 
Perseguir tus sueños, 
Destrabar el tiempo, 
Correr los escombros, 
Y destapar el cielo. 
No te rindas, por favor no cedas, 
Aunque el frío queme, 
Aunque el miedo muerda, 
Aunque el sol se esconda, 
Y se calle el viento, 
Aún hay fuego en tu alma 
Aún hay vida en tus sueños. 
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo 
Porque lo has querido y porque te quiero 
Porque existe el vino y el amor, es cierto. 
Porque no hay heridas que no cure el tiempo. 
Abrir las puertas, 
Quitar los cerrojos, 
Abandonar las murallas que te protegieron, 
Vivir la vida y aceptar el reto, 
Recuperar la risa, 
Ensayar un canto, 
Bajar la guardia y extender las manos 
Desplegar las alas 
E intentar de nuevo, 
Celebrar la vida y retomar los cielos. 
No te rindas, por favor no cedas, 
Aunque el frío queme, 
Aunque el miedo muerda, 
Aunque el sol se ponga y se calle el viento, 
Aún hay fuego en tu alma, 
Aún hay vida en tus sueños 
Porque cada día es un comienzo nuevo, 
Porque esta es la hora y el mejor momento. 
Porque no estás sola, porque yo te quiero.

lunes, 9 de marzo de 2015