QUE EL FIN DEL MUNDO TE PILLE BAILANDO

lunes, 26 de noviembre de 2012

Lundi


domingo, 25 de noviembre de 2012

viernes, 23 de noviembre de 2012

"pain makes people change"

Llega el momento de oír the XX y reflexionar. Un viernes tonto como otro cualquiera, a las 21:30. De estos que te preguntas qué pintas en el mundo. Que le das muchas vueltas a todo. Que te das cuenta de que el olvido es como una llama. Una vez que empieza a prender, elige tus recuerdos uno a uno como si fueran corrosivos hasta arrasar con todo. Y te das cuenta también de que por muchas personas que lo intenten, solo habrá una que te entienda, y que esa una ya es muy difícil de encontrar. Esa es tu persona.
Un viernes tonto como otro cualquiera.


lunes, 19 de noviembre de 2012

Estoy muerta de miedo y refugiada en un rincón. Imaginando una forma, si es que existe, de escapar al olvido. Quiero recuperar toda mi memoria, no haber perdido ni una gota de la historia de la que estoy hecha. Me estoy dando cuenta de que todo mi miedo a olvidarme de ti se esta materializando, cada día me acuerdo menos, se borran más detalles. Llegará un día en el que sólo me acordaré de dos o tres batallitas. Estoy muerta de miedo. Va a empezar a desaparecer el recuerdo de una voz, asegurándome que puedo llamarle a cualquier hora por que el va a estar ahí. Puede que nunca le llame. Pero no sabéis como me reconforta tenerle, aunque sea a 1500km. Estoy muerta de miedo, y no sé solucionarlo.

lunes, 12 de noviembre de 2012

The world's gonna know your name

You could go the distance
You could run the mile
You could walk straight through hell with a smile
You could be the hero
You could get the gold
Breaking all the records that thought never could be broke

sábado, 10 de noviembre de 2012

suicide weekend

stressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstressstress

miércoles, 7 de noviembre de 2012

HJ

Con el tiempo supe ver que hay personas que no vuelven porque no quieren volver.

08

martes, 6 de noviembre de 2012

little miss Sunshine


You know what? Fuck beauty contests. Life is one fucking beauty contest after another. School, then college, then work... Fuck that. And fuck the Air Force Academy. If I want to fly, I'll find a way to fly. You do what you love, and fuck the rest. 

domingo, 4 de noviembre de 2012

take a drink


Estaba hablando. De repente sentí que su mirada se clavaba en mí. Yo no podía verle, estaba de espaldas. Aún así lo sabía, sabía que en cuanto me girase íbamos a empezar una de esas conversaciones que quieres tener aún sabiendo que no van a ser muy productivas. Me giré. Efectivamente, me estaba mirando. Tardó 5 segundos en cogerme de la mano y tirar de mi hasta salir fuera de la parcela. Empezó a contarme un montón de detalle insignificantes sobre ya no me acuerdo ni de qué, sabiendo que ninguno de los dos les daba importancia. Le miré con ojos de no entender nada, mientras trataba de exponerme una tesis sobre... Eh, un momento. Me estaba hablando de nosotros.
Me había acostumbrado a poner el piloto automático cuando hablaba con él, por que todas nuestras conversaciones acababan en lo mismo, y me hacían volver a la casilla de salida por un camino que ya me conocía de memoria. Pero ahora no. Me estaba hablando de nosotros. 
Me miró y me gritó algo sobre que era una interesada y que eramos amigos cuando me venía en gana. Yo estaba callada, no entendía nada. Me dijo que él siempre que yo necesitaba algo había estado ahí, pero que yo no era capaz de hacer lo mismo. No lo entendía, si se sentía mal ¿por qué no había venido a buscarme?
Me dijo que no sabía que hacer, y me contó algo sobre otra chica con la que creía tener alguna posibilidad. Le miré. Siguió hablando durante unos 2 o 3 minutos, pero yo intentaba sacar algo en claro mientras él agitaba los brazos en señal de protesta mientras gritaba muchas cosas. 
Al final pude responderle.
"Deja de ser tan injusto. Sabes que te quiero, aunque nunca te lo diga sabes que estaría ahí si me llamaras a las 4 de la mañana para que te ayudara yo lo haría. Si quieres ir a por esa chica ve, sabes que no hay nada que me reviente más que la gente que quiere algo y no va a por ello."
Y no le digo que podría haberme despertado a su lado quincemil mañanas y haber sido muy feliz, porque sé que lo sabe. Pero ya se le ha ido nuestra oportunidad.
Y lo peor es que no parece importarle, se acerca a medio centímetro de mí y me sonríe.
Y yo salgo corriendo. Esta vez no.