QUE EL FIN DEL MUNDO TE PILLE BAILANDO

lunes, 28 de mayo de 2012

Un aplauso para los idiotas que se quieren y no están juntos

"Los mejores momentos de una vida son en los que te da igual la hora que sea, en cuanto tiempo amanece, o si te queda menos de media hora para tener que volver a casa."


- ¿Sabes una cosa?
- ¿Qué?
- Que ni el vértigo ni el miedo más grande pueden pararte cuando quieres algo de verdad. Por eso no soporto a la gente que no va detrás de lo que quiere, por que sé que no podría vivir con la idea de haber dejado marchar algo que merecía la pena.
- Entiende que también es difícil ser así, aunque solo sea por el miedo al rechazo, o a que conseguir lo que queremos ya no dependa de nosotros.
- Bueno ¿y qué? Para mí es más difícil saber que he dejado escapar algo que podría haber sido parte de mi vida.
- Prefiero sentirme parte de algo toda mi vida, aunque no sea lo que de verdad quiero.
- Pues para mí las cosas no van así.
- Y cómo van?
- Van de que si estas hasta las trancas por alguien tienes que ganarte su atención, sacarle una sonrisa sino todas las mañanas, todas las noches. Tienes que comerte sus días de mal humor, por que esa será la forma de que las sonrisas de los buenos días sean solo para ti. Tienes que entender que querer a alguien no va solo de pedir, va de dar el doble sin recibir nada a cambio. Que cuando alguien ose hablar mal de ella ahí estarás tu para sujetarle del cuello y ponerle contra la pared. Y sabrás que la quieres cuando estés dispuesto a joderte tú antes que ella. Querer a alguien es saber admitir lo gilipollas que eres. Y si no eres capaz de hacerlo, eres un hipócrita ¿Querías saber lo que pienso? Pues así es como van las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario