QUE EL FIN DEL MUNDO TE PILLE BAILANDO

viernes, 30 de marzo de 2012

bonjour miss skinny

- No puedes estar así.
- Así como?
- Creyendo que estas bien durante semanas e incluso meses, acostumbrándote a vivir con ello y pensando que no va a pasar. Lo hará, pero solo si lo intentas.
- Que qué? Tú que cojones sabes de como me siento? Y de que pasará? Eh?
- Por que te he visto todos y cada uno de los días durante la última semana y veo como van creciendo tus ojeras, al mismo ritmo que desaparece tu sonrisa, y los viernes te encierras en tu casa por que dices que no quieres salir.
- Me apetece estar sola. Estoy cansada de que nadie me entienda.
- Yo no puedo entenderte. No puedes pedirme eso, por que no he estado en tu lugar ni quiero estarlo. Pero yo puedo ayudarte a salir.
- No, no puedes. Todo el mundo se cree que sabe una barbaridad sobre esto, que ha visto mil historias iguales. Se creen que por que Pepita haya ignorado a Juanito y le haya salido bien, o por que Martita haya olvidado a Jorgito y haya encontrado a otro, a mí me va a pasar lo mismo. Sabes el problema? Las cosas no son así. Me alegro por ellas, pero yo no soy así. Me he metido yo aquí solita, y no puedo salir. No puedo, porque no quiero.
- Cuánto tiempo vas a quedarte así? Cuánto tiempo crees que vas a ser capaz de quedarte ahí para demostrarte a ti misma que habrá valido la pena? Un mes más? Cuatro? Quizá un año?
- Para serte franca, no tengo ni idea, pero no quiero pensarlo...

- Pues es lo que tienes que empezar a pensar. Cuándo quieres empezar a vivir.
- Estoy viviendo. Esta es mi forma de vivir. Ser un microscópico punto en medio del planeta Tierra, esperar a que las cosas pasen. Ver como todo el mundo vive una historia perfecta, se enamora, se ilusiona, ríe. Y yo no, por que he superado mi dósis. No lo quiero.
- Lo que quieres no es siempre lo que necesitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario