QUE EL FIN DEL MUNDO TE PILLE BAILANDO

martes, 12 de julio de 2011

III.

- Entonces no te parece bien?
- Me parece bien por que eres feliz, pero en sí no me parece bien.
- Por qué?
- Por que estás descargando todo lo que tienes dentro: el rencor, los enfados y los malos tragos con alguien que acaba de llegar a tu vida y solo quiere hacerte sonreír.
- Ya, lo sé. Pero... en cierto modo es justo.
- En cierto modo? En qué cierto modo? Sabes que eso no es así, por que a ti te ha tocado estar en su lugar más de un millón de veces y sabes que es de todo, menos justo.
- Sí, ya lo sé, pero me ayuda a sentirme más fuerte, como si nadie me pudiese hacer daño. Como si así arreglase todas mis cuentas devolviéndolas todas una a una.
- Se llama mecanismo de defensa.
- Exacto, es lo que impide que yo salga herida.
- Quizás, pero tienes que saber pararlo cuando estés a punto de hacer daño. Es un hecho, como que entre la A y la C, va la B, o como que tres más tres son seis. Tus libertades acaban donde empiezan las el resto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario