QUE EL FIN DEL MUNDO TE PILLE BAILANDO

domingo, 12 de junio de 2011

"que aquí o comes o te comen."

El dolor se puede muestrar de muchas formas.
Esta el daño físico, cuando te caes y, en ese momento, el dolor es tan intenso que lloras y gritas. Generalmente cuando es fuerte te haces una herida, un esguince, o te rompes algo. En segundo lugar está el daño moral, el que es causado por ejemplo por echar de menos a alguien, por la pérdida de alguien a quien quieres, cuando te sientes mal por hacer algo que sabes que no deberías estar haciendo. Pero el peor dolor, el peor de todos, es cuando estos dos se juntan. Cuando quieres a alguien tanto como para llorar, cuando no puedes ni escuchar una canción sin querer desaparecer, cuando crees que mañana no podrás soportar el peso de cada segundo que pasa, ahí es cuando se te encoge el corazón, sientes cada terminación nerviosa de tu cuerpo y te duelen hasta los dientes. 


La sensación que más daño me hace del mundo es cuando alguien a quien quieres te decepciona. Y esto es lo peor de todo, que le sigues queriendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario