QUE EL FIN DEL MUNDO TE PILLE BAILANDO

domingo, 30 de enero de 2011

DCN.

Ils existent.
(Dans les contes)

sábado, 29 de enero de 2011

¿Capaz o incapaz?


-Hay dos o tres cosas que nunca me has pedido y lo lamenté. Habría sido capaz
- ¿Qué cosas?
- Comer hormigas, insultar a los parados que salen del Inem y amarte como loco.

Felicidad en estado puro, brutal, natural, volcánico, que gozada, era lo mejor del mundo. Mejor que la droga, mejor que la heroína, mejor que la coca, chutes, porros, hachís, rallas, petas, hierba, marihuana, cannabis, canutos, anfetas, tripis, ácidos, lsd, éxtasis. Mejor que el sexo, que una felación, que un 69, que una orgía, una paja, el sexo tántrico, el kamasutra, las bolas chinas. Mejor que la nocilla y los batidos de plátano. Mejor que la trilogía de George Lucas, que la serie completa de los Teleñecos, que el fin de Milenium. Mejor que los andares de Ally Mcbeal, Marilyn, la Pitufina, Lara Croft, Naomi Campbell y el lunar de Cindy Crawford. Mejor que el pequeño paso de Amstrong sobre la Luna, el Space Mountain, Papa Noel, la fortuna de Bill Gates, las malas experiencias cercanas a la muerte, la resurrección de Lázaro, todos los chutes de testosterona de Schwarzenegger, el colágenos de los labios de Pamela Anderson. Mejor que los excesos de Morrinson. Mejor que la libertad.
Mejor que la vida.

sábado, 15 de enero de 2011

"Me quiero morir."

Eso es lo que pensé cuando me marché. Cuando cogí el avión, apenas dos años. Quería acabar con todo. Sí, un simple accidente era lo mejor. Para que nadie tuviera la culpa, para que yo no tuviera que avergonzarme, para que nadie tuviera que buscar un porqué... recuerdo que el avión se movió durante todo el viaje. Había una tormenta y estaban todos tensos y asustados. Yo no. Yo era el único que sonreía. Cuando estás mal, cuando lo ves todo negro, cuando no tienes futuro, cuando no tienes nada que perder, cuando... cada instante es un peso enorme, insostenible. Y resoplas todo el tiempo. Y querrías liberarte como sea. De cualquier forma. De la más simple, de la más cobarde, sin dejar de nuevo para mañana este pensamiento: "Ella no está." Ya no está. Y entonces, simplemente, querrías no estar tampoco tú. Desaparecer. Paf. Sin demasiados problemas, sin que nadie tenga que decir: "Oh, te has enterado? Sí, precisamente él... No sabes como ha sido..." Sí, ese tipo contará tu final, lleno de quién sabe cuales y cuántos detalles, se inventará algo absurdo, como si te conociera de siempre, como si solo él hubiera sabido realmente cuales eran tus problemas. Es extraño... Si quizá ni si quiera has tenido tiempo de entenderlos tú.

viernes, 7 de enero de 2011

Miedo al rechazo.

El miedo? Es como la familia, todos tenemos uno.
El miedo a caerse, a sentirte sola, a que un día te des cuenta de que vives en una burbuja de la que nadie entiende más que una mínima parte. Y de repente, el miedo a que esa burbuja se rompa, la línea débil que separa lo que es tuyo de lo que no, desaparece, se borra, entonces es cuando pierdes la cabeza. Y llega el  miedo a que el pasado vuelva, y el saber que olvidar no sirve de nada porque siempre acabas comiéndote todos tus errores, uno por uno. Yo parto de la base de que todos tenemos asignada una proporción de felicidad para un mismo día, y créeme que vivo con miedo a que un día mi proporción de felicidad no sea la justa y necesaria como para poder seguir. El miedo a caerse, a fallar, a dar pasos en falso, y la necesidad de hacerlo perfecto, que suelen ir de la mano. Miedo a no reconocerme, al cambio, a convertirme en algo que me haga ser incapaz de volver a sentir lo de siempre. El miedo de hacer sin pensar, pero también el de que no se te escape. El miedo a que todo lo que piensas un día sea revelado y todo el mundo pueda saber que es lo que en realidad estás pensando con cada cosa que dices o haces. Me lo han dicho mil veces: "Yo siendo tú, con tanto miedo, no podría vivir". Por ganar, por perder, por seguir.



Que duele la tristeza, pero el miedo duele más.

miércoles, 5 de enero de 2011

I was thinkin' bout you,

Pero qué hago aquí? Me estoy contradiciendo a mí misma, yo que siempre digo que tienes que llegar hasta el final, soltarlo todo. Yo que odio las palabras vacías, aquí estoy llorando con millones de cosas que me gustaría decir aunque no sepa ni cómo empezar... Yo que siempre he sido de acción y reacción, de "deja de pensar y demuestra", de "corre para que no se te escape" y de mostrar lo que siento. Entonces... que hago encerrada en mi cuarto sin dejar de llorar comiendo patatas a la vinagreta compulsivamente? Ah sí, espera, que nunca sigo mis principios, que soy una incoherente de mierda, y que la mayoría de las veces me siento sola en medio de un millón de gente...

I was thinkin' bout you, thinkin' bout me.

martes, 4 de enero de 2011

Para este 2011 quiero:

-Viajar.
-Conseguir cosas imposibles.
-Terminar los propuestos del 2010.
-Adelgazar.
-Dejar las peleas estúpidas para otro año.
-Besar.
-Que me besen.
-Que a Bea le guste el café.
-Que me gusten las empanadillas de chocolate.
-Cuidarme más el pelo.
-Mejorar física y química.
-Vivir un día inolvidable.
-Y una noche.
-Olvidar el pesimismo.
-Decirle que le quise y que tal vez le quiero.
-Sentarme en la playa viendo atardecer y como sube la marea.
-Encender la luz y andar con los ojos cerrados. Abrirlos y sorprenderme.
-Ver Pretty Little Liars.
-Quejarme del calor en invierno.
-Que Emea siempre sea Emea.
-Olvidarle o conseguirle.
-Pasar un verano con EF.
-Reírme más quince de minutos al día.
-Aprender de mis errores.
-No volver a cometerlos.
-Llorar sólo cuando sea necesario.
-Matar a Estíbaliz.
-Conseguir que los domingos parezcan sábados.
-Que me dejen hasta muy tarde este verano.
-Que este Denia supere los 14 anteriores.
-Ser animadora de un equipo de americanos buenorros.
-Tener un erizo.
-Dejar de ser miope.
-Que no me lo pongan fácil, que me dejen ganármelo.
-Aprender a hacer mortales.
-Que un diario me dure más de una semana.
-Hacer puenting y paracaidismo.
-Que me hagan sentir como una princesa.
-Conseguir terminar los sueños en los que me despierto al final.
-Mirarme con alguien y sin saber su nombre besarnos. ¡Luego adiós!
-Acabar un boli bic.
-Marcar un billete, pagar con el, y que un día vuelva a mis manos.
-Ir despacio, sin prisa y sin perder el tiempo.
-Comer chicle en clase y que no me pillen.
-Comerme el mundo un martes y trece.
-Que no quiten Seriesyonkis.
-Que Marilyn Monroe reviva y venga a mi casa a conocerme.
-Cumplir todo esto.

SO..