QUE EL FIN DEL MUNDO TE PILLE BAILANDO

lunes, 6 de diciembre de 2010

Todo menos parecidas.



La rubia, la castaña y la morena. La de los típicos, la de los le amo y la de las miles de mejores películas del mundo. La de las borderías, la de los bailes y la de no me susurreis al oído. La de la camomila, la de los reflejos y la de me corto el pelo porque me aburro. La de la nariz alargada, la de los ojos orientales y la de las orejas diminutas. La de os lo iré contando cuando crezcais, enanas y las de cuentanoslo ya. La de os queda mucho por ver y las de la postura del helicóptero. La del gazpacho, la del zumo de naranja y la de dejad de comeros mi nevera. La de su madre la sargento, la de su madre el ángel y la de su madre bipolar. La de los te quieros difíciles de conseguir, la borde en ocasiones pero que te adora y te lo recuerda, y la que te dice que sólo te quiere a ratos.
Somos Irene, Bea y Blanca. Todo menos parecidas.
Os quiero muchísimo, bib.


No hay comentarios:

Publicar un comentario