QUE EL FIN DEL MUNDO TE PILLE BAILANDO

domingo, 12 de septiembre de 2010

IE.

¿Sabes? Me he parado a pensarlo y creo que mi vida ha cambiado mucho estos últimos meses. Todo lo que me rodea es distinto, yo también soy distinta. A veces me gustaría parar el tiempo para volver a ordenarlo todo en su sitio, cada cosa en su lugar. Y para tener tiempo para pensar sin estar presionada por las circunstancias. Porque hay decisiones que se toman demasiado rápido. Sé cuánto te costó decirme aquello, y odio que una vez que tuviste el valor suficiente te rompí todos tus esquemas. ¿Porqué? La verdad, ni yo misma lo sé, no sé que busco ni que pretendo encontrar, lo que sé, es que me daré cuenta cuando lo pierda. Y ahora creo que te echo de menos..

1 comentario:

  1. Tomar decisiones, no siempre significa que pongamos un final a algo, a veces simplemente es una coma o un punto y aparte. Algo que puede dar comienzo de nuevo si no se puso un punto final, si no se hizo daño suficiente al distanciarse. Muchas veces rompemos esquemas de otros porque no juramos lo que no queremos, no queremos atarnos a promesas que sabemos que no podemos cumplir, otras veces nos guía el instinto y otras, sencillamente huímos por cobardía. El ser humano tiene una respuesta para todo, excepto para las preguntas que se puede hacer sobre sí mismo. Y siempre siempre, nos queda la opción de cambiar de opinión e intentar recuperar lo perdido... Un abrazo.

    ResponderEliminar