QUE EL FIN DEL MUNDO TE PILLE BAILANDO

jueves, 24 de junio de 2010

Dejándose caer



Sin ningún pretexto, sin ningún por qué, un nudo en la garganta aparece. No ha sido un mal día y aún así tienes ganas de llorar. Nos pasa a todos, ¿no?. No es malo... creo.
Será un cúmulo de cosas que, sin tener importancia alguna se te han juntado y Pum. Basta una canción conmovedora, otra cosa a la montaña y ponerse a pensar. Pero me gusta. me desahogo y no tengo miedo a que alguien me vea, nadie me pregunta, tan sólo lloro y ya está. A la vez estoy de buen humor y para nada me siento hundida, tan sólo, son ganas de llorar.
Una lágrima sin pena, sin corazón. Tan sólo decae por la mejilla dejándose caer.

LittleB'

No hay comentarios:

Publicar un comentario